Una serendipia es ...

Una serendipia es un descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado. Así que espero que lo que aquí encuentres sea afortunado y útil para tu crecimiento, además que sea inesperado pues siempre se recibe todo gratamente cuando no tienes expectativas.

17 noviembre 2017

Lo que depende de nosotros y la felicidad

El agua sigue su curso sin pretender ser otra cosa que no sea agua. No intenta ser montaña. No intenta ser roca. No se ocupa de ninguna otra cosa que no sea su propia naturaleza. Al ser plena en sí misma, nutre y alimenta a todos los seres.

Nuestra mente constantemente se ocupa de asuntos que no son nuestros, de cosas que no dependen de nosotros. Vivimos bajo la falsa ilusión de que podemos cambiar las mentes ajenas y no podemos cambiar la nuestra propia. Alimentando esa ilusión de falso poder y responsabilidad, nos ocupamos de lo que debería hacer nuestra pareja, de lo que deberían hacer nuestros hijos o hijas, o los profesores, o nuestros padres, o los políticos o, incluso, del tiempo que debería hacer… Siempre creemos que nosotros lo haríamos mejor. Con eso nuestro ego crece, pero también cargamos nuestros hombros de tensión y de peso.

Podemos ser un poco más amables con nosotros mismos y soltar ese peso. No necesitamos llevarlo. Podemos centrarnos en lo que realmente depende de nosotros. Nuestra propia mente, nuestro estado de conciencia.
Dejamos de alimentar la energía negativa de la crítica, y nos ahorramos el tiempo de criticar a pareja, hijos, hijas, profesores, padres, políticos, o el tiempo… Ni siquiera nos criticamos a nosotros.

Cuando aparece la crítica en nuestra mente, simplemente nos preguntaos: “¿Depende eso de mí?” Y si la respuesta es ‘no’, amablemente dejamos ese asunto para quien le corresponda y nos ocupamos de nuestra conciencia.

Si la mente insiste, nos hacemos una segunda pregunta: “¿Sirve de algo este pensamiento? ¿cambia en algo la situación o la persona a la que critico?”, como la respuesta es negativa, dejamos ese pensamiento por inutilidad.

Pero si la mente sigue insistiendo, nos podemos hacer aún otra pregunta: “Ocuparme de ese asunto, que no depende de mí, ¿me hace sentir bien o mal?”, y comprobamos que nos hace sentir mal, así que lo dejamos, porque hemos decidido ser amables con nosotros mismos.

Así poco a poco, vamos dejando los asuntos que no dependen de nosotros, que demuestran ser inútiles y nos traen malestar. Y nos quedamos con las cosas que dependen de nosotros y, al hacerlo, como el agua, llenamos todos los huecos, encontramos nuestro camino, sorteamos las dificultades. Somos nutridos y nutrimos. Somos nosotros mismos y somos una fuente permanente de paz y felicidad.

Yolanda Calvo Gómez


02 noviembre 2017

No seas agradable

¡No seas agradable!
Ser agradable es aburrido.
Ser agradable es una farsa.
Ser agradable fue una adaptación diseñada para obtener amor.

No funciona,
Mejor, sé real.

Ser agradable es una máscara
Que cubre tu enojo, tu irritación,
Tu frustración, desilusión,
(energías hermosas que aprendiste de niño para recibir cariño).

¡Ser agradable te sofocará,
Y a cada uno que te rodea.

Ser agradable no permite que los demás
Conozcan como eres en verdad.

¡Asume el riesgo de no ser agradable!
Asume el riesgo de mostrarte como eres.
Prepárate para que haya otros a los que no les caigas bien,
Que crean que eres egoísta, frío, malvado,
O aún peor: un “mundano”.

¡Di lo que quieres decir!
Di sí cuando quieres decir sí.
Di no cuando quieres decir no.

¡Asume el riesgo de cuidarte a ti mismo!

Prepárate para sentirte vivo de nuevo,
Para sentir tu corazón latiendo,
Para sudar. Para temblar.
Para preguntarte si tienes la razón…

Para finalmente sentir tu culpa y vergüenza,
En vez de huir de esos sentimientos.

Prepárate para que tu mundo “agradable” se derrumbe.
Prepárate para perder tu imagen
Lograda con tanto esmero.

¡Prepárate para sentir la adrenalina de lo nuevo!

Jeff Foster


25 octubre 2017

La perfección no existe

La perfección es el mito más grande que los creativos hemos creado para no hacer nuestro trabajo. Jamás encontrarás la perfección porque no es algo real. Es como perseguir a un arcoíris, o intentar señalar la posición de un electrón.

La perfección no existe porque tu definición de ella está cambiando a cada segundo, por lo que esta no se puede tomar como algo constante. Entre más arte consumas, entre más convivas con gente y con tu medio ambiente, tu definición de lo que es perfecto comenzará a adaptarse a tus nuevos gustos.

Por esta razón jamás debes de buscar la perfección. Porque cuando creas que la has alcanzado, tus gustos habrán evolucionado y la perfección estará en otro lugar tentándote a que sigas perdiendo tu tiempo.

Roberto Martínez

23 octubre 2017

Take your trash home (Llévate tu basura)

Este letrero me lo encontré en Kyoto, Japón hace poco.
Tan preciso, tan claro, tan corto, tan directo.

Hay mucho que aprender de la cultura japonesa.  Y como ejemplo un pequeño letrero en inglés que nos dice tanto de ellos (no está en japonés como todos sus letreros).  Llévate tu basura a casa, no la dejes aquí, no me interesa recibirla. 
Grandes ciudades limpias, sin basura en la calle y sin muchos botes de basura, me dice que esto se lo toman muy en serio, y que si tú, extranjero, no tienes la cultura de dejar la basura en su lugar, aquí sí lo debes hacer.  Y nadie tira basura, ni los visitantes.

Un país con 136 millones de habitantes, una población mayor a la de México, y con una extensión territorial mucho menor, con una consciencia ecológica (o respeto al medio ambiente) muy clara, que te pide llevarte tu basura y en casa hacer la separación de basura por categorías, y además si tu no cumples con esto, dejan de recoger tu basura, suena bastante simple, y lo es.

Llévate tu basura, además de ser un llamado ecológico, también puede ir más allá... es un llamado a la introspección... ¿qué hay de todos los sentimientos y emociones no resueltos que son basura, y que viajan con nosotros, y que en el momento menos pensado queremos tirar en otro lugar, con otras personas?

Mientras caminamos en esta vida, vamos acumulando muchas cosas, buenas y no tan buenas, y otras cosas que son basura, pero cargamos con ellas, nos acompañan pero también nos pesan, nos quitan energía, la mayoría de las veces sin darnos cuenta.

Muchas veces cuando viajamos, lo hacemos esperando tirar aquello que nos estorba, con lo que no queremos lidiar, de lo que queremos huir, deseamos que el nuevo entorno cambie nuestra realidad, cuando lo que debemos hacer es, analizarlo, separarlo y sacarlo pero en el lugar adecuado y en el momento propicio... ¿Cómo? No soy experta en esto, pero he aprendido que hay que cuestionar, hay que analizar, hay que perdonar, hay que ver si eso que me molesta y estorba necesita una reflexión y terapia profunda, y si no puedo solo, pues reconocerlo y buscar ayuda.  Es algo que poco hacemos porque no nos gusta reflexionar, menos cuestionarnos.  Pero hacerlo traerá como resultado la oportunidad de ofrecer una mejor versión de nosotros, y dejar un mundo un poco más bello.

Edith Reyna

16 octubre 2017

El círculo solo tiene un lado

“Cada muerte es un horror, pero si miran una verdadera catástrofe como la de Katrina, y observan lo tremendo – cientos y cientos y cientos de personas que murieron, y se fijan en lo que pasó aquí… una verdadera tormenta que fue solo totalmente asombrosa… nadie ha visto nunca algo como esto. ¿Cuál es el número de muertos que tienen ustedes hasta ahora? ¿Diecisiete? ¡Dieciséis personas certificadas! Dieciséis personas frente a los miles… Dieciséis contra literalmente miles de personas. ¡Ustedes pueden sentirse sumamente orgullosos…!”
- Donald Trump, a funcionarios en Puerto Rico.


***

Dios mío. Esto es como decirles a los padres que se sienten devastados porque acaban de perder a su querido hijo, “cada muerte es un horror, sí, pero, ¿a cuánto asciende el número de seres queridos que USTEDES perdieron hasta este momento? ¿Uno? ¿Uno contra literalmente miles? Su dolor es solo una gota en el océano. Pueden sentirse muy orgullosos de que solo uno de sus hijos haya muerto y del hecho de que no hayan vivido una catástrofe REAL….”

Una completa anulación de lo que siente un corazón desgarrado.

Independientemente de nuestras opiniones o afiliaciones políticas, me parece que todos debemos unirnos ahora para reconocer que aparentemente hay un hombre incapaz de mostrar empatía (y lo digo con mucha compasión, porque yo era así, antes de mi viaje hacia el despertar y la sanación). Un hombre que ha olvidado su verdadera naturaleza espiritual y su poder como la consciencia misma, y que se ha identificado plenamente con su auto-imagen mental, con su ‘pequeño yo’, con su ‘yo’, con ese aspecto mortal que gana o pierde, que toma partido, que busca amor y aprobación y ser especial y teme por encima de todas las cosas su propia ausencia. Aquí está un hombre que no sabe que TODOS somos hermanos y hermanas en la misma consciencia-amor. Sin importar nuestro color, credo, etnia, género, orientación sexual, nacionalidad, religión, raza…

Pero ahora estamos despertando, y cuanto más las aparentes fuerzas de la inconsciencia intentan dividirnos, más nos unimos y recordamos nuestra Unidad original y abrimos nuestros corazones con empatía.

Un feroz poder está creciendo entre nosotros, un poder que sacudirá los cimientos de este mundo, y es un poder más allá de la política.

El amor ganará porque es lo único real, e incluso la muerte no tiene poder sobre él.

Algún día, y permitamos que ese día sea hoy, todos llegaremos a ver – republicanos o demócratas, negros, marrones o blancos, americanos o africanos o japoneses, cristianos o musulmanes o ateos, ricos o pobres, homosexuales, heterosexuales, etc. – que todos estuvimos hechos de lo mismo, que todos fuimos viejos amantes, que todos estuvimos viviendo en el mismo lado del círculo.

Jeff Foster


10 octubre 2017

El arte de ordenar la casa y la vida

Para empezar, debes deshacerte de lo que no necesitas de una vez por todas y rodéate solo de las cosas que "conmueven" a tu corazón


Para ordenar tu casa, debes dejar de mover tus cosas de un lugar a otro. Necesitas entender qué cosas merecen seguir viviendo en tu casa. Así podrás liberar espacio para las cosas verdaderamente tuyas y crearás tu espacio.

1. Piensa: ¿te da alegría este u otro objeto?
Toma cada objeto en tus manos y pregúntate: "¿Me da alegría?". Guarda solamente los que traigan emociones vívidas y positivas. Rodéate de las cosas que te dan seguridad y fuerza. Esto aplica a todo: desde faldas y suéteres hasta libros y fotografías.

2. Una categoría a la vez
El error de muchas personas es que ordenan una habitación tras otra y siempre se topan con las mismas cosas sin entender cuántas son en total. Mari Kondo aconseja juntar todos los objetos de la misma categoría y luego decidir cuáles de ellos necesitas y cuáles no. Así podrás hacerte una idea del volumen total de las cosas y solo quedarte con lo mejor.

3. Almacenamiento vertical

El principio de almacenamiento inventado por Mari Kondo es el vertical. Si colocas tus pertenencias de esta manera, será imposible que te olvides de ellas. No se pierden bajo montones de otras cosas y son más fáciles de mantener ordenadas.  Además, así es como la ropa mantiene su forma mejor y durante más tiempo.


4. Alimentos
Los alimentos básicos se venden en cajas coloridas, latas, frascos o botellas. Todos juntos, estos empaques crean una especie de “ruido informativo“ que ataca a la persona en cuanto entra a la cocina. Si ocultas las etiquetas o viertes los alimentos en recipientes ”limpios“, el “ruido” desaparece. Y tus estantes se verán mucho mejor. 


5. Ropa
Lo más importante a la hora de almacenar ropa es ver todo lo que usas en la temporada actual. Para esto te pueden servir el ropero y las perchas. Almacena las prendas del mismo tipo y color juntas para no comprar siempre lo mismo. Es mejor colgar la ropa de tal forma que las cosas largas estén a la izquierda y las cortas, a la derecha. Esto creará la sensación de un guardarropa ligero.

6. Bolsas
Tira la basura de tus bolsas a diario. Así dejarás que "descansen" y de paso te darás cuenta de las cosas que no vas a necesitar a la mañana siguiente. Para que las bolsas mantengan su forma, almacénalas una en otra. Esto también ahorra mucho espacio. Para los documentos que necesitas a diario, haz una caja para tenerlos siempre a mano.

7. Fotos
Una gran cantidad de fotos es otra fuente de contaminación. Para recordar uno u otro momento de tu vida es suficiente imprimir una o dos fotos. Otro consejo es evitar que los retratos acumulen el polvo en las repisas. Deja que te alegren la vista todos los días.

8. Libros
Existen dos categorías de libros de los que deberías deshacerte: aquellos que ya has leído y aquellos que desde hace tiempo piensas leer. Los primeros ya cumplieron su tarea. Y al deshacerte de los últimos, entenderás si quieres regresar a ellos o no. Deja en tu casa solo los mejores libros, dignos del "paseo de la fama".

9. Escritorio
Tu escritorio debe ayudarte a trabajar. Por eso debe estar despejado y, por otro lado, tener todo lo necesario al alcance de la mano. En esta tarea te ayudarán los portapapeles y carpetas. Organizarán espacio de tal forma que hasta se te hará más fácil pensar y expresar tus ideas.

Marie Kondo
(El poder mágico de la limpieza)

09 octubre 2017

Viajar ligero

Conocí a Chris y Sarah recientemente en Japón, esa mañana de domingo platicamos un buen rato mientras yo intentaba prepararme un café en casa de Luis, tanto ellos como yo eramos huéspedes ahí.

Realmente fue poco el tiempo o así me lo pareció.  Intercambiamos algunas historias, la suya que a mi me impactó, pues estaban viajando por el mundo, habían dejado todo para hacerlo y no tenían intención de volver a su rutina anterior (de trabajo, rutina, consumismo, etc.)   En la plática comentaron algo que me dejó pensando hasta el día de hoy: "todas nuestras pertenencias están en estas maletas (2 maletas backpack grandes), no tenemos nada más"  y Sarah agregó "y creo que me desharé de algunas cosas, porque pesa mucho".

Su travesía había empezado un mes y medio atrás, ya tenían un mes en Japón y aún les faltaba más tiempo, "no alcanzas a conocer todo" comentaron.  Esa mañana salí tarde a pasear aunque, creo que valió la pena mi tiempo invertido conociéndolos, además fue un día lluvioso.  En la noche los volví a ver, platicamos algunas cosas, y al siguiente día yo me fui a Kyoto.
Mi sorpresa fue que a mi regreso (3 días después) Sarah me recibió con un cálido y largo abrazo, me dijo "Edith, que bueno que te volvemos a ver", platicamos y no nos despedimos, los invité a cenar pero había otros planes para ese día, y yo ya no estaría el siguiente día.

Así que no creo volver a verlos, son una hermosa pareja, agradables, platicadores, respetuosos, amorosos que están viviendo al máximo mientras conocen el mundo, pero los recordaré siempre, porque estas cosas son las que realmente vale la pena experimentar.

Desde ese día he estado pensando mucho en lo que aprendí de ellos, porque a pesar de querer viajar ligera, terminé a mi regreso con 4 maletas, mi backpack y una bolsa.  Pensé mucho en eso que dijo Sarah... sobre todo cuando tuve que cargar cada maleta, me decía: "¿es realmente necesario todo esto?"

Si pudiéramos hacer un ejercicio de poner en una maleta nuestras pertenencias más valiosas y realmente necesarias para el camino, y cargarlas por un día o incluso unas horas, yo creo que nos empezaríamos a preguntar si realmente es necesario lo que cargamos, tal vez en poco tiempo estaríamos cansados y adoloridos por el peso y sacaríamos aquello que tanto pesa y no es importante para nuestro camino.

Muchas veces he intentado deshacerme de muchas cosas innecesarias, y yo creo que el cargarlas en la espalda es un buen ejercicio, porque debes tomar decisiones sobre qué se queda y qué se va.

Creo definitivamente que esto aplica también a sentimientos, pensamientos y emociones que cargamos y no son necesarias, que nos agotan, que nos quitan la energía, la alegría, y nos ponen de mal humor.

Chris & Sarah son unos viajeros con los que coincidí en tiempo y espacio, pero que dejaron algo en mi, sin saberlo, me gustaría mucho que también yo pudiera dejar algo así en la gente que pasa por mi camino, tal vez algún día pueda dejar algo significativo en ti, o en cualquier otro viajero que se cruce en mi camino.   Mientras tanto, cada día, camino agradeciendo las hermosas coincidencias que Dios pone en este caminar llamado vida.

Gracias, Gracias, Gracias

Edith Reyna

P.D. No hubo tiempo de tomarles fotos a Chris & Sarah, aunque era mi intención.